30 de marzo de 2008

Navia y la tara de Piñera

image La Tercera publica hoy una gran columna de Patricio Navia ("Lan o Chile"), a propósito del viaje del candidato a Perú, y su torpe incapacidad de separar los negocios de su perfil presidencial.

La columna es tan dura, que en la práctica pone en duda que Piñera sea lo que hasta sus adversarios dicen que es: inteligente y astuto.

Eso, digamos, poniéndolo en positivo. En negativo y en simple, Navia está diciendo que Piñera es un tarado. Y denomina a su tara "incontinencia empresarial":

"Al igual que cuando demostró “incontinencia bursátil” al realizar compras ilegítimas de acciones de LAN (motivo por el que fue multado por la autoridad respectiva), Piñera volvió a alimentar dudas sobre sus prioridades. Peor aún, alimentó sospechas sobre su criterio y liderazgo. Su incapacidad para separar su relación con LAN de su calidad de candidato permite incluso cuestionamientos sobre su sentido común".

Es meritora la independencia con que Navia lanza sus dardos. El jueves pasado fue uno de los galardonados en el Premio Periodismo de Excelencia de la U. Alberto Hurtado, por una columna que denunció la corrupción y el nepotismo en la Concertación. Esa y otras más le valieron convertirse casi en un paria y un "traidor" (Navia hizo público su voto y aportes a la campaña de Bachelet).

Su imagen no mejoró en el oficialismo cuando lo fotografiaron en el palco del Monumental viendo a ColoColo junto a Piñera, y luego cuando lo paparazzearon via twitter comiendo con él en el Liguria.

Con la columna de hoy, Navia está demostrando que las críticas y el provincianismo no afectan su capacidad de levantar la voz cuando hay que denunciar que el rey (o la reina) andan desnudos.

3 comentarios:

vrebolledo dijo...

¿será -como el dijo alguna vez- el mejor columnista de Chile?

Roberto Carreño dijo...

Desde que lo leí por primera vez que consideré un error lo de Navia y sus aportes a la campaña de la actual presidente de Chile. Lo mismo que Alejandro Guiller, que me lo encontré sentado en el palco del evento de cierre de campaña de la señora Bachelet en la Alameda. Ese respaldo tan directo me parece muy democrático pero a la vez me generaran eternas dudas respecto a lo que ambos periodistas digan o dejen de hacer en sus respectivos frentes.

Si son o no contradicciones,es decisión de cada uno, pero me sigue pareciendo cuestionable que un columnista tan influyente como Navia -que tiene todo el bendito derecho de aclarar por quién vota- aparezca como participe de una campaña, que en este caso resulto ganadora, y que ahora debe cuestionar porque resulto ser todo lo que no esperabamos de la gestión Bacheletista.

Espero que no se termine convirtiendo en uno de esos fanáticos concertacionistas que escriben columnas en LND (algunos como Cavada, no todos)o Hermógenes Pérez de Arce de El Mercurio. Sé que Navia va más allá, pero cuidado con los respaldos que luego cobran la factura.

Saludos Luis, siempre tus post son un acierto.

Anónimo dijo...

Navia no existe