15 de marzo de 2007

PARA QUÉ SON LOS DIARIOS, SEGUN UNA LECTORA

El "Seattle Times" le preguntó a sus lectores: ¿para qué son los diarios?
Y una mujer anónima respondió:
"El propósito de los diarios ha sido siempre mantener a las personas informadas sobre los eventos que ocurren en el mundo y los que ocurren en su propio jardín. Eventos que directa o indirectamente nos afectan a nosotros, al resto de la humanidad y a nuestro planeta...
Los mejores diarios son perseverantes, no sesgados y no están al servicio de nadie más que sus lectores, el público-- no siempre les dicen lo que quieren saber, sino lo que NECESITAN saber. Si hacen esto sinceramente le ofrecerán al lector algo que Internet no puede ofrecerle: substancia... No subestimen al público".
Hay que encontrar a esta señora y llevarla al directorio de algún diario nacional. Eso sí, primero hay que quitarle su inclinación por el anonimato.
(Tomado de Follow the Media)

5 comentarios:

Glock dijo...

¡Idola! ¿Dónde está esa señora?

Julio dijo...

Y hay que apurarse antes que ese cupo femenino se lo ofrezcan a Josefina Correa Líder.

enemigo publico dijo...

Bonita teoria esa de que los diarios son para el público, pero hoy no estoy para la poesia. Mientras, me divierto viendo como alguno de los alumnos en práctica que hay en La Moneda le deja la pelota dando bote en la línea a Boffil con el nombramiento de Loreto, la breve.
O sea, es como salir a jugar con Argentina sin arquero: gol de entrada y se acabó el partido. El Caso Spiniak, donde "todo, todo, todo era mentira", menos que Jovino estaba en el consejo de Redaccion de La Tercera, es la partitura preferida del diario de Vicuña Mackenna, su caballito de batalla. La pelea con el Segundo Piso de Lagos se sentia como una confrontación entre dos equipos de arriba de la tabla, con round de estudio y todo. Jugaban a la alta política con sofisticación vaticana, tanto que hidalgamente Lagos le dio su ultima entrevista a quien más lo había hecho transpirar. Pero ahora está fome. ¡Señor árbitro, qué espera para el pitazo final!

Roberto Carreño dijo...

En teoría, todos los medios de comunicación funcionarían en base a lo que la audiencia necesita saber. Pero en la práctica las planas editoriales prefieren definir en si mismo y bajo sus cúpulas lo que debiera importale a sus lectores. Si pertenece a una religión obviamente privilegiara ciertos contenidos, lo mismo en relación a sus preferencias politicas, su dimensión social e incluso su opción sexual.
Lo importante es que los medios aprendieran a redefinir mejor su ideología (si es que la tienen), asi uno sabe hacia y donde van sus pautas.
saludos

Anónimo dijo...

bueno a mi me sirvio para hacer la tarea y lista cao oks bay..