18 de febrero de 2007

HACER LAS PREGUNTAS QUE HAY QUE HACER

La última Revista Sábado de El Mercurio llevó en portada a Sebastián Dávalos (28), el primogénito de Bachelet. Titulada "Los costos del poder", la entrevista que realizó Gazi Jalil (uno de los premios periodismo de excelencia 2006 U. Alberto Hurtado) provocó el mismo día un enérgico y contundente comentario de Patricio Navia en su página web. Navia -que dicho sea de paso, colaboró con la campaña de Bachelet- titula su nota "El hijo apitutado de la Presidenta Bachelet", y señala la entrevista como una prueba de cómo "la Concertación ampara las peores prácticas de nepotismo". Afirma que Dávalos fue un alumno mediocre en una universidad poco exigente. Que entró a la Direcon a hacer la práctica cuando Bachelet era candidata. Que le pagaron un sueldo de $250 mil, cuando a otros practicantes con mejores calificaciones les dieron sólo $50 mil. Por cierto se quedó trabajando ahí, y a los 28 años es parte de los equipos negociadores de los TLC con los países asiáticos. "Como profesor de ciencia política en la UDP, puedo atestiguar con seriedad que Dávalos recibió un trato especial en DIRECON precisamente por ser hijo de la candidata presidencial de la Concertación", dice Navia. Y agrega: "Al dar la entrevista a El Sábado, Dávalos se somete voluntariamente al escrutinio público. Ahora, que se aguante. Apitutado, intelectualmente mediocre y además haciendo declaraciones engañosas". Yo comparto, desde hace mucho rato, la indignación de Patricio Navia frente a este caso. Pero agregaría algo más. La mayoría de estos datos estaban hace mucho tiempo en el dominio público. Si la revista decide hacerle una entrevista a él, no puede esquivar el bulto. O si no, entrevistemos a la otra ñiña de Bachelet, que también ha tenido que pagar "los costos del poder". El compromiso de la revista debe ser primeramente con sus lectores. No me malentiendan. No creo que El Sábado deba hacer un perfil con saña y "reventar" a Dávalos Bachelet. De hecho, la entrevista no estaba mal. Pero le faltó algo crucial. Hacer las preguntas que hay que hacer. ::::::::

4 comentarios:

Democrático. dijo...

Vaya, vaya.
Finalmente la verdadera tendencia política de este blog sale a flote.

Luis Argandoña dijo...

Veo que estamos suspicaces.

¿Qué tiene que ver el sentido común con mi "verdadera tendencia política"?

Pero no veo qué tenga que ver eso con una crítica al nepotismo o a una cobertura periodística.

Tomás dijo...

Una pregunta, ¿qué tan lícito es que el mismo Pato Navia haya comentado en la Tercera, en cuanto analista político, toda la campaña presidencial pasada, al mismo tiempo que asesoraba una candidata? No me huele bien, ¿qué piensas?

Luis Argandoña dijo...

Tomás,
Entiendo que Navia no ha asesorado a Bachelet. Lo que sí ha declarado él en varios artículos es que hizo un aporte monetario a su campaña, y que votó por ella. A eso me refería.

No sólo no me huele mal, sino que me parece muy deseable saber desde dónde hablan y opinan los analistas. El "disclosure" (o revelación) es algo muy poco frecuente en Chile. Y es clave para la transparencia en los medios. Habla bien del medio y del analista. Saludos.